Europa, Viajes

London Baby!

Londres siempre estuvo dentro de mi bucketlist, es de esas ciudades que amás sin conocer y el hecho de visitarla simplemente te lo confirma: es maravillosa.

Como buena Friendsaholic desde que decidimos ir a Londres pensaba en el capítulo: The one with Ross’s wedding con Joey gritando LONDON BABY!

Lo admito, me quise parar sobre un mapa de la ciudad, pero mi compañero de viaje me hizo entrar en razón.

Es todo tan encantador que salir a caminar con un frío que no dejaba sentir los dedos de los pies fue un placer.

Cosmopolita, moderna y clásica al mismo tiempo.

Londres tiene impreso en sus calles y en su gente el fenómeno maravilloso de la globalización. Está en todos lados y es de fenómeno que se nutre su cultura culinaria. ¡La oferta es infinita!
Esta ciudad tiene restaurantes étnicos, cocinas fusion, street food, pastelerías y todo tipo de cadenas internacionales. ¡No le falta nada!

Por suerte, tanto a mi compañero de viaje como a mí nos encanta comer, así que decidimos aprovechar la gran oferta que se nos presentaba.

Desayunos y almuerzos para todos los paladares.

Me confieso fanática de Starbucks y admito haber ido todas las veces que pude, pero quiero hacer una especial mención a la Nordic Bakery. Esta pastelería nórdica, chiquita y acogedora es absolutamente deliciosa, vale la pena visitarla.

Nordic Bakery

Caminando y de casualidad nos encontramos con Jamie Oliver’s Diner, ideal para comer algo express y rico. El menú es acotado, pero bien hecho. Justo para mí que soy de las que piensan que más vale hacer poco pero hacerlo bien. #welovejamieoliver

jamie-olivers-diner

 

 

 

 

 

 

 

 

Un MUST de esta ciudad son los tan conocidos fish and chips que probamos en Camden Market. Este mercado londinense es uno de los tanto que hay por la ciudad. ¡No se puede ir sin visitarlo!

Fish and Chips

Pero debo confesar que el rey de nuestros almuerzos fue Le Pain Quotidien. Esta cadena de restaurantes presentes alrededor del mundo los va a hacer sentir como en casa.
Mesas de madera enormes, staff súper amable y platos que te retrotraen a la comida casera de la abuela. La combinación perfecta.
Dejar afuera el frío para sentir el calor de una sopa de verduras y pan recién horneado no tiene precio. Y por si fuera poco terminamos el almuerzo con uno de los cheesecake más deliciosos que jamás comí. ¡Cerrá y vamos!

Le pain quotidien

Comida étnica en Chinatown

Por supuesto le llegó el turno a la cena étnica y elegimos ir a Baozi Inn en el Barrio Chino. Este restaurante amueblado estilo vintage está decorado con cuadros y dibujos de la China comunista. Acá nos encontramos con platos agridulces, picantes, y tuvimos que aprender forzadamente a comer con palitos.

Baozi inn

Creo que demás está aclarar que volvería una y mil veces, nos quedó tanto por recorrer, por descubrir y probar.

Pero al mismo tiempo cuatro días son suficientes en Londres, porque esta ciudad genera simplemente amor a primera vista.

Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.